Primer despido validado judicialmente considerando falta muy grave no llevar bien puesta la mascarilla

El Juzgado de lo Social número 6 de Santander ha declarado procedente el despido de una trabajadora por negarse a llevar bien puesta la mascarilla y dirigirse en tono amenazante a la clienta que la increpaba esa situación. Ha pesar de tratarse del primer despido de una persona trabajadora validado judicialmente por negarse a llevar bien puesta la mascarilla, la sentencia no es firme y cabe recurso de suplicación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

tres × cinco =